Aramco y ENOWA alianza estratégica para impulsar la producción de gasolina con bajas emisiones de carbono

En un importante paso hacia la descarbonización del sector de la energía, Arabia Saudita se posiciona como líder en la producción de combustibles sintéticos con bajas emisiones de carbono. Aramco y ENOWA, dos gigantes de la industria energética, han anunciado su acuerdo de desarrollo conjunto para construir una planta de demostración de electrocombustible sintético (e-combustible). A través de esta alianza, se busca demostrar la viabilidad técnica y comercial de la producción de gasolina sintética a partir de hidrógeno renovable y dióxido de carbono (CO2) capturado. La planta estará ubicada en el Centro de Innovación y Desarrollo del Hidrógeno (HIDC) de ENOWA, la cual será supervisada por NEOM, ciudad futurista conocida por su enfoque en la sostenibilidad y las energías limpias.

La tecnología de combustible electrónico, también conocida como e-combustible, es una solución prometedora para reducir drásticamente las emisiones de CO2 en comparación con los combustibles convencionales. Se estima que esta tecnología tiene el potencial de reducir las emisiones en más del 70%. La planta de demostración generará 12 toneladas de metanol sintético por día utilizando hidrógeno verde y CO2 capturado. Este metanol sintético será posteriormente convertido en gasolina con bajas emisiones de carbono mediante la tecnología de lecho fluidizado de metanol a gasolina (MtG) de ExxonMobil, líder en el sector de combustibles sintéticos.

Esta asociación estratégica entre Aramco y ENOWA marca un hito en el desarrollo de tecnologías de combustibles limpios. Aramco, una de las mayores compañías petroleras del mundo, ha estado explorando alternativas más sostenibles durante varios años. Según Ahmad O. Al Khowaiter, Vicepresidente Ejecutivo de Tecnología e Innovación de Aramco, «los combustibles sintéticos pueden acelerar la descarbonización del parque automovilístico mundial, al tiempo que aprovechan la infraestructura y los conocimientos existentes en la industria del petróleo y el gas».

Por su parte, ENOWA considera que los combustibles electrónicos son fundamentales para impulsar una economía circular del carbono. Pedro Terio, Director Ejecutivo de ENOWA, expresó su entusiasmo por colaborar con Aramco en el desarrollo de una instalación de combustibles electrónicos en NEOM. Roland Kaeppner, Director General de Hidrógeno y Combustibles Verdes de ENOWA, resaltó que este proyecto es un ejemplo claro de la economía circular del carbono en acción.[post_relacionado id=»1001″ category=»21″]

Es importante resaltar que esta alianza estratégica va más allá del desarrollo de combustibles limpios. La construcción de la planta de demostración también implica el uso de tecnologías innovadoras para la generación de hidrógeno verde. Está previsto que el HIDC de ENOWA produzca hidrógeno verde utilizando un electrolizador in situ de 20 megavatios. Esta tecnología permitirá obtener hidrógeno renovable a gran escala, sentando las bases para su futura implementación en diversas industrias.[post_relacionado id=»872″ category=»19″]

La firma del acuerdo entre Aramco y ENOWA para la construcción de una planta de demostración de electrocombustible sintético representa un avance significativo en la búsqueda de soluciones más sostenibles y limpias en el sector de la energía. Esta alianza estratégica demuestra el potencial de los combustibles electrónicos para reducir drásticamente las emisiones de carbono y acelerar la transición hacia un futuro más sostenible. Con el respaldo de NEOM, la planta de demostración se convertirá en un referente en el campo de los combustibles sintéticos y sentará las bases para una economía circular del carbono.