Dinamarca lidera la carrera del hidrógeno verde con la primera licitación Power-to-X

La Agencia Danesa de Energía selecciona seis proyectos ganadores para la producción de hidrógeno verde

En un paso importante hacia la descarbonización de su sector energético, Dinamarca ha cerrado su primera licitación Power-to-X con la selección de seis proyectos ganadores. Estos proyectos, que construirán más de 280 MW de capacidad de electrólisis, recibirán un apoyo económico significativo del gobierno danés. Con esta iniciativa, Dinamarca avanza hacia su objetivo de alcanzar entre 4 y 6 GW de capacidad de electrólisis para 2030, utilizando fuentes de energía renovable y cumpliendo con los requisitos de documentación de la UE para combustibles ecológicos.[post_relacionado id=»997″ category=»17″]

La Agencia Danesa de Energía ha sido el centro de atención en el mundo de la energía con el cierre exitoso de la primera licitación Power-to-X. Esta licitación, que estuvo abierta desde abril hasta el 1 de septiembre de 2023, ha captado la atención de numerosas empresas interesadas en la producción de hidrógeno verde. Dinamarca, como líder en la transición energética y la descarbonización, ha destinado 1.250 millones de coronas danesas (aproximadamente 167,7 millones de euros) en apoyo estatal para el desarrollo de proyectos Power-to-X.

El objetivo principal de Dinamarca es aprovechar su gran capacidad de energía renovable para producir hidrógeno verde a través de la electrólisis. Esta tecnología convierte la electricidad generada a partir de fuentes renovables en hidrógeno, que puede ser utilizado tanto en aplicaciones industriales como en el sector del transporte. Con la selección de los seis proyectos ganadores, Dinamarca dará un gran impulso a su capacidad de producción de hidrógeno verde, alcanzando más de 280 MW de capacidad de electrólisis.

Las empresas ganadoras de la licitación son Plug Power, European Energy y Electrochaea. Estas compañías recibirán apoyo económico durante un período de 10 años para la construcción y operación de sus instalaciones de electrólisis. Además, contarán con el respaldo y la supervisión de la Agencia Danesa de Energía para garantizar el cumplimiento de los estándares de calidad y sostenibilidad.[post_relacionado id=»985″ category=»19″]

Inversiones en hidrógeno verde para alcanzar los objetivos climáticos

La producción de hidrógeno verde a gran escala es fundamental para cumplir con los objetivos climáticos y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Dinamarca ha establecido metas ambiciosas para la capacidad de electrólisis, con el objetivo de alcanzar entre 4 y 6 GW para 2030. Estas metas son parte de un plan integral para descarbonizar el sector energético y promover la transición hacia una economía sostenible y libre de emisiones.

Con una amplia disponibilidad de fuentes de energía renovable, como la energía eólica y solar, Dinamarca tiene la capacidad de utilizar su excedente de electricidad para producir hidrógeno verde. Esto permitirá no solo reducir las emisiones de carbono, sino también diversificar su matriz energética, promover la autosuficiencia energética y generar nuevas oportunidades de empleo y desarrollo económico.

El hidrógeno verde producido en Dinamarca cumplirá con los requisitos de documentación de la UE para combustibles PtX (Power-to-X) ecológicos. Esto garantizará que el hidrógeno producido cumpla con altos estándares de sostenibilidad y sea reconocido internacionalmente como una solución viable para la descarbonización de diferentes sectores.

Licitación exitosa y proyectos ganadores

La licitación Power-to-X de Dinamarca ha despertado un gran interés en la industria energética y la comunidad empresarial. Las solicitudes presentadas superaron tres veces el presupuesto asignado, lo que demuestra el entusiasmo y la confianza en el potencial de la producción de hidrógeno verde.

Los proyectos ganadores de la licitación se beneficiarán de un apoyo económico significativo por parte del gobierno danés. Esto les permitirá construir las instalaciones de electrólisis necesarias para producir hidrógeno verde a gran escala. Las empresas ganadoras, como Plug Power, European Energy y Electrochaea, son reconocidas por su experiencia y liderazgo en el campo de la energía renovable y la tecnología de electrólisis.

Una vez seleccionados los ganadores, se firmarán contratos con la Agencia Danesa de Energía para formalizar los acuerdos y establecer los plazos de construcción y operación de las instalaciones. Los proyectos tendrán un plazo de cuatro años para completar la construcción de las plantas de electrólisis, lo que significa que se espera que algunas estén en funcionamiento para el año 2026.

El futuro del hidrógeno verde en Dinamarca

La licitación Power-to-X marca un hito importante en el camino de Dinamarca hacia una economía sostenible y libre de emisiones. Con la producción de hidrógeno verde a gran escala, el país está sentando las bases para una transición energética exitosa y una reducción significativa de las emisiones de carbono.

El éxito de estos proyectos no solo beneficiará a Dinamarca, sino que también servirá como ejemplo y referencia para otros países que buscan desarrollar capacidades de producción de hidrógeno verde. La experiencia y los conocimientos adquiridos en la construcción y operación de estas plantas de energía renovable serán invaluables para el avance de la tecnología de electrólisis y su implementación a nivel internacional.

Dinamarca se posiciona como líder en la carrera del hidrógeno verde. Su compromiso con la descarbonización y el uso de energía renovable ha sido fundamental para lograr este avance significativo. Ahora, el país se encuentra en el camino de desarrollar una infraestructura sólida y sostenible para la producción, almacenamiento y distribución de hidrógeno verde.

Esto marca un hito en la producción de hidrógeno verde a gran escala. Con una inversión significativa del gobierno danés y el respaldo de empresas líderes en la industria, Dinamarca está liderando la carrera hacia una economía sostenible y libre de emisiones. Con capacidades de electrólisis de más de 280 MW, el país avanza hacia su objetivo de alcanzar entre 4 y 6 GW de capacidad de electrólisis para 2030. Este paso importante proporciona una base sólida para el futuro del hidrógeno verde y la descarbonización global.