Países Bajos inicia la construcción de una red nacional de hidrógeno

 

El rey de los Países Bajos, Willem-Alexander, ha realizado el acto oficial de inicio de las obras de construcción de una red nacional de hidrógeno en Países Bajos.

En una ceremonia que tuvo lugar el viernes 27 de octubre de 2023 en las obras de Hynetwork Services, filial de Gasunie, en el puerto de Rotterdam, el rey Willem-Alexander realizó un recorrido por el edificio y dialogó con varias partes interesadas sobre la transición hacia la sostenibilidad y el papel del hidrógeno en un sistema energético sostenible.

Esta red nacional de hidrógeno, cuya construcción costará alrededor de 1.500 millones de euros, está diseñada para conectar las principales áreas industriales de los Países Bajos entre sí y con Alemania y Bélgica a partir de 2030.

El primero en construirse será un tramo de más de 30 kilómetros en Rotterdam, que estará operativo en 2025 y conectará el polígono industrial Tweede Maasvlakte con Pernis. Posteriormente, se espera que la red abarque más de 1.200 kilómetros y esté compuesta en gran parte por gasoductos de gas natural existentes, que serán reutilizados.[post_relacionado id=»1003″ category=»20″]

En la construcción de la red se hará uso de equipos sostenibles y de cero emisiones, y se empleará la tecnología HyTap para conectar de forma segura a los usuarios finales a los gasoductos de hidrógeno.Esta iniciativa marca un hito en la transición hacia un suministro energético más sostenible en los Países Bajos y el noroeste de Europa. Según el director general de Gasunie, Han Fennema:

«La construcción de la red de hidrógeno es un paso fundamental para alcanzar nuestros objetivos de descarbonización y ofrece oportunidades significativas tanto desde el punto de vista económico como ambiental».

El Ministro de Política Climática y Energética, Rob Jetten, también destacó la importancia de la construcción de la red de hidrógeno, afirmando que «es un hito importante para los Países Bajos y para el medio ambiente«. Además, hizo hincapié en las oportunidades económicas que ofrece esta tecnología.

La construcción de la red de hidrógeno es una inversión estratégica por parte de Gasunie, la empresa responsable de su desarrollo. Con esta iniciativa, se espera que distintas instalaciones de producción de hidrógeno a gran escala, terminales de importación en puertos marítimos y empresas en los Países Bajos y en el extranjero cambien hacia el uso de hidrógeno para hacer sus operaciones más sostenibles.

En conclusión, la construcción de la red nacional de hidrógeno en Países Bajos es un paso histórico en la transición hacia un sistema energético más sostenible. Esta red permitirá la conexión de distintas áreas industriales y países vecinos, promoviendo el uso de hidrógeno como fuente de energía limpia. Con un costo estimado de 1.500 millones de euros, la construcción de esta red marca un antes y un después en la forma en que se generará, almacenará y distribuirá la energía en la región. Sin duda, esta iniciativa representa una oportunidad económica y ambiental significativa tanto para los Países Bajos como para el noroeste de Europa.